miércoles, 2 de mayo de 2012

ORACIÓN


Este poema estará incluido en mi próximo poemario pero lo comparto con ustedes.


A mis amigos poetas
Cristian Avecillas y Pablo García-Inés

Me zambullo en tus versos, alimaña indomable,
rozo tu vientre oscuro galopando en mis ojos
bajo este cementerio de ángeles disecados.
Cosecho tus profetas, navego con sus cruces
pero no quiero ver espejos incesantes
adormeciendo el mar, enquistados en sienes.

Hay que surcar los cielos, ¡derramar su prudencia!
Tanteo los peldaños que llevan a tu boca,
hoguera sacrosanta, púlpito de ambrosía.
Sacia estas heridas con tu sangre perpetua,
cerremos este pacto en tu valle de lava.

¿Dónde escondes tus dioses? ¿Bajo qué puentes duermen?

Manantial de locura, líbrame del no-estar,
del sonriente feliz, del silencio y su acecho.
Vierte sobre mí sombras colmadas de lamentos,
el latido del viento posándose en mis vellos,
funestos adjetivos, tus hieles manoseadas.

Desplegaré mis puentes a tu orilla secreta,
fecunda mi pensar, lapídame en tu gracia,
beberé de tus poros, eclosiona estas letras.
Déjame penetrar tu afilado portal,
deshojarme de brillos, cubrir tu soledad
con mi manto de abismos, grábame con un tajo
lágrimas y sonrisas sobre mi rostro en blanco.

 Amén.

1 comentario:

  1. Amen!!! Maravilloso poema! Gracias por descubrirme tu espacio...

    ResponderEliminar