sábado, 28 de enero de 2012

Franklin Ordóñez Luna

(Loja, 1973). Es licenciado en Ciencias Sociales, Políticas y Económicas y en Lengua y Literatura, con especialidad en Filología Española por la Universidad Complutense de Madrid. Es Magister en Estudios de la Cultura. Fue Coordinador del Taller de Literatura de la Casa de la Cultura, Núcleo del Azuay. Es autor de los libros Mapa de sal (2001), A la sombra del corsario (2004), A cambio de monedas o palabras (2007). Del Neo José y otras historias (2009). Textos suyos han aparecido en publicaciones como Ánfora Nova y Casa de la poesía, antologías de México, Venezuela, Argentina, EEUU, Ecuador, etc. Actualmente se desempeña como catedrático en centros educativos secundarios y universitarios. Reside en Cuenca desde hace doce años.



LÁZARO

Para Rodrigo Aguilar

Perforo la noche. La luz.
A tientas sigo voces. Huellas.
(Mi madre cultiva topacios sobre olas.
En colinas de sal él pasta silencios).

Navego el yodo y doy con dioses,
beben el veneno de mis manos.

Sacrílego siento que me cabalgan potros
dromedarios, escarabajos.

ADRIANO

¿Están completos los dioses?
¿Son besos las estrellas de las
manos de tu amado?

jueves, 26 de enero de 2012

Robi Draco Rosa - Esto es vida

Draco Cornelius Rosa es cantautor, compositor, músico, poeta, pintor, y actor nacido en New York pero de origen puertoriqueño. Comparto la letra y música de esta canción de su disco "Hay que llegar".


Besar tus ojos oscuros,
dejar atrás las heridas,
dormir, dormir pegado a tu pecho;
esto es vida.
Cerrar mi mano en tu mano
y beber tu dulce saliva,
meter mi cuerpo,
meter mi cuerpo en tu cuerpo;
esto es vida.

Vamos a hacer nuestra casa en el cielo,
en el cielo de alguna selva,
cultivar amor en rama
y plantar plantar estrellas.
Beber amor cada noche
y comer amor cada día;
esto es vida… esto es vida.
Quemar el tiempo pasado,
dejarlo todo en la huida,
estar desnudos de todo;
esto es vida,
esto es vida.

Y vamos a hacer nuestra casa
en el cielo de alguna selva,
cultivar amor en rama
y plantar estrellas,
beber amor cada noche
y comer amor cada día;
esto es vida.

miércoles, 25 de enero de 2012

Ángel González

Poeta de la generación del 50, catedrático y ensayista español nacido en Oviedo (1922-2008). Fue maestro nacional, licenciado en Derecho por la Universidad de Oviedo y periodista por la Escuela Oficial de Periodismo de Madrid. Enseñó Literatura Española Contemporánea en la Universidad de Alburquerque, USA, habiendo sido profesor visitante en las de Nuevo México, Utah, Maryland y Texas.



PARA QUE YO ME LLAME ÁNGEL GONZÁLEZ

Para que yo me llame Ángel González,
para que mi ser pese sobre el suelo,
fue necesario un ancho espacio
y un largo tiempo:
hombres de todo mar y toda tierra,
fértiles vientres de mujer, y cuerpos
y más cuerpos, fundiéndose incesantes
en otro cuerpo nuevo.
Solsticios y equinoccios alumbraron
con su cambiante luz, su vario cielo,
el viaje milenario de mi carne
trepando por los siglos y los huesos.
De su pasaje lento y doloroso
de su huida hasta el fin, sobreviviendo
naufragios, aferrándose
al último suspiro de los muertos,
yo no soy más que el resultado, el fruto,
lo que queda, podrido, entre los restos;
esto que veis aquí,
tan sólo esto:
un escombro tenaz, que se resiste
a su ruina, que lucha contra el viento,
que avanza por caminos que no llevan
a ningún sitio. El éxito
de todos los fracasos. La enloquecida
fuerza del desaliento...


¿CÓMO SERÉ?..

¿Cómo seré o
cuando no sea yo?
Cuando el tiempo
haya modificado mi estructura,
y mi cuerpo sea otro,
otra mi sangre,
otros mis ojos y otros mis cabellos.
Pensaré en ti, tal vez.
Seguramente,
mis sucesivos cuerpos
-prolongándome, vivo, hacia la muerte-
se pasarán de mano en mano
de corazón a corazón,
de carne a carne,
el elemento misterioso
que determina mi tristeza
cuando te vas,
que me impulsa a buscarte ciegamente,
que me lleva a tu lado
sin remedio:
lo que la gente llama amor, en suma.

Y los ojos
-qué importa que no sean estos ojos-
te seguirán a donde vayas, fieles.

martes, 24 de enero de 2012

Palíndromos II


11. Son emanes ebonitas. Edad da desatino: besen a menos.

12. Tú, bedel avaro, darás a Sara, Dora. ¿Vale? Debut.

13. Sólo di: nos atan, osan afuera. Ruco, ¡curare! Ufana sonata: son ídolos.

14. Osen operar apáticos. Cita: "pararé: pon eso".

15. Era ruca, da curare.

sábado, 21 de enero de 2012

César Eduardo Carrión

Escritor ecuatoriano (Quito, 1976). Magíster en literatura por la Pontificia Universidad Católica y en filología hispánica por el Instituto de la Lengua Española del Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España. Miembro del comité editorial de la revista de ensayo y poesía País Secreto. Revés de luz es su primer poemario (2006).


EN LA OTRA ORILLA

En esta ribera, otro pájaro aguarda que cambie la luz.
La espera separa las aguas
                                            y el pájaro emprende otro vuelo.

Este cielo se vuelve a teñir
                                             de cristales
de miedo.

COMO ÍCARO

¡Este pálido plumaje de cenizas
es todo lo que tengo contra el viento!

                                                           Hacia adentro me conduce la caída.
Mi médula alimenta el fuego nuevo:

Árboles enteros se consumen en el centro
de las piedras aladas que despegan.

lunes, 16 de enero de 2012

Palíndromos I



1. Natas se lamen agrio. Oír: gané mal; es Satán.

2. Alocada le paro, haraposo rap. Raposo par, ahora, pelada cola.

3. ¿Rola? Capaz agobia, cara mala. Alá, Maracaibo... gazapa. ¡Calor!

4. Sólo por apoyarle el rayo paro polos.

5. Las yedras alzan etano, gil. Ligona, tenaz la sarde y sal.

6. Sol, racimo de pilares. Ser alípedo: ¡mi Carlos!

7. Rey asesino da la navaja. Ajá, van al adonis: es ayer.

8. Ni acaba rollado. Oda: lloraba Caín.

9. ¿Ser vivaz o berraco? Ver revocar reboza víveres.

10. Sol de conocer, reconocedlos.

jueves, 12 de enero de 2012

Roque Dalton

Fue poeta, narrador, dramaturgo, ensayista, periodista salvadoreño (1935-1975), y es considerado una de las voces más influyentes de la Generación Comprometida. Viajó por todo el mundo y vivió por largas temporadas en Cuba, Checoslovaquia y México. Desde su posición revolucionaria integró el Ejército Revolucionario del Pueblo y fue asesinado por sus mismo compañeros por denuncias de haber colaborado con la CIA.



GUERRA

Mi verdadero conflicto
hondureño-salvadoreño
fue con una muchacha.

ACTA

En nombre de quienes lavan ropa ajena
(y expulsan de la blancura la mugre ajena).
En nombre de quienes cuidan hijos ajenos
(y venden su fuerza de trabajo
en forma de amor maternal y humillaciones).
En nombre de quienes habitan en vivienda ajena
(que ya no es vientre amable sino una tumba o cárcel).
En nombre de quienes comen mendrugos ajenos
(y aún los mastican con sentimiento de ladrón).
En nombre de quienes viven en un país ajeno
(las casas y las fábricas y los comercios
y las calles y las ciudades y los pueblos
y los ríos y los lagos y los volcanes y los montes
son siempre de otros
y por eso está allí la policía y la guardia
cuidándolos contra nosotros).
En nombre de quienes lo único que tienen
es hambre explotación enfermedades
sed de justicia y de agua
persecuciones condenas
soledad abandono opresión muerte.
Yo acuso a la propiedad privada
de privarnos de todo.

LAS PALABRAS
(Fragmento)

I
Es fácil decir
el hombre más grande de este siglo
colgar las palabras como gallardetes
porque otra fiesta va a empezar
el más humano es el más sencillo
corazón del pensamiento y
pensamiento del corazón
(incitados simplemente a alegrarnos
el corazón vuelto un joven acordeón
para himnos y loas)
el que más construyó
el que mejor enseñó la destrucción constructiva
y la sencilla construcción basada en el trabajo

porque a un hombre como él
se puede acudir tranquilamente con un lugar común
con una sentencia sacada de los libros sagrados
o con lo que dice un niño al despertar.

Sin embargo
queremos para nombrarlo palabras sólidas
que resistan en medio de la noche
los nuevos vientos del mundo
palabras hijas de sus palabras
fundadoras
pétreas
inconmovibles
pertrechadoras para la lucha y la fraternidad
para la lucha de la fraternidad.

Las palabras no para la danza
o la declamación en nuestro mundo urgido
sino para desentrañar la sed
el grito
el proclamado «¡Basta ya!» de los hambrientos
mestizos por la oscuridad de la explotación
y la luz de la furia.

Las palabras para el canto de las conciencias.

sábado, 7 de enero de 2012

Pavese Cesare

Novelista y poeta, uno de los más reconocidos escritores italianos del siglo XX (1908-1950). Apasionado por la literatura norteamericana, posiblemente luego de trabajar en su tesis universitaria del poeta Walt Whitman, se dedica a traducir escritores de esa lengua y a hacer crítica literaria. Por sus publicaciones antifascista es encarcelado en 1935 y entra en el Partido Comunista Italiano al terminar la guerra. Se suicidó a los cuarenta y dos años de edad en un hotel en Turín por varios traumas acontecidos en su vida.


VENDRÁ LA MUERTE Y TENDRÁ TUS OJOS

Vendrá la muerte y tendrá tus ojos
esa muerte que nos acompaña
desde el alba a la noche, insomne,
sorda, como un viejo remordimiento
o un absurdo defecto. Tus ojos
serán una palabra inútil,
un grito callado, un silencio.
Así los ves cada mañana
cuando sola te inclinas
ante el espejo. Oh, cara esperanza,
aquel día sabremos, también,
que eres la vida y eres la nada.
Para todos tiene la muerte una mirada.
Vendrá la muerte y tendrá tus ojos.
Será como dejar un vicio,
como ver en el espejo
asomar un rostro muerto,
como escuchar un labio ya cerrado.
Mudos, descenderemos al abismo.


LOS GATOS LO SABRÁN

La lluvia caerá aún
sobre tus dulces suelos,
una lluvia ligera
como una aliento o un paso.
Aún la brisa y el alba
florecerán ligeras
igual que con tu paso,
y entonces volverás.
Entre flores y alféizares
los gatos lo sabrán.
Seguirán otros días,
seguirán otras voces.
Sonreirás a solas.
Los gatos lo sabrán.
Oirás viejas palabras,
voces cansadas, vanas
igual que trajes viejos
de las fiestas de ayer.
Tú también harás gestos.
Responderás palabras –
Rostro de primavera,
tú también harás gestos.
Los gatos lo sabrán.
rostro de primavera,
y la lluvia ligera,
y el alba de jacinto
que el corazón laceran
de aquel que no te espera,
son la sonrisa triste
que te ilumina a solas.
Seguirán otros días,
voces y despertares.
Sufriremos al alba,
rostro de primavera,

Ne me quitte pas - Jacques Brel

El cantautor belga Jacques Brel es uno de los mayores representantes de la Chanson del siglo XX y ésta es una canción compuesta, escrita e interpretada por él.

video

Ne me quitte pas, il faut oublier,
tout peut s'oublier, qui s'enfuit déjà
oublier le temps, des malentendus
et le temps perdu a savoir comment.

Oublier ces heures qui tuaient parfois
a coups de pourquoi, le coeur du bonheur.
Ne me quitte pas, ne me quitte pas,
ne me quitte pas ne me quitte pas.

Moi je t'offrirai des perles de pluie
venues de pays où il ne pleut pas,
je creuserais la terre jusqu'après ma mort
por couvrir ton corps d'or et de lumière.
Je ferai un domaine où l'amour sera roí,
où l'amour sera loi, où tu seras ma reine.
Ne me quitte pas, ne me quitte pas,
ne me quitte pas ne me quitte pas.

Ne me quitte pas, je t'inventerai
Des mots insensés que tu comprendras,
je te parlerai de ces amants là
Qui ont vu deux fois Leurs coeurs s'embraser,
je te raconterai l'histoire de ce roi
mort de n'avoir pas pu te reencontrar.
Ne me quitte pas, ne me quitte pas,
ne me quitte pas ne me quitte pas.

On a vu souvent rejaillir le feu
d'un ancien volcan qu'on croyait trop vieux,
Il est paraît-il des terres brûlées
donnant plus de blé qu'un meilleur abril,
et quand vient le soir pour qu'un ciel flamboie
Le rouge et le noir, ne s'épousent-ils pas.
Ne me quitte pas, ne me quitte pas,
ne me quitte pas ne me quitte pas.

Ne me quitte pas, je ne vais plus pleurer,
je ne vais plus parler, je me cacherai là
a te regarder, danesa et sourire,
et à t'écouter Chanter et puis rife,
laisse-moi devenir l'ombre de ton ombre,
l'ombre de ta main, l'ombre de ton chien.
Ne me quitte pas, ne me quitte pas,
ne me quitte pas ne me quitte pas.


Esta es una versión del argentino Fito Páez para sentirla en nuestro idioma.


Ya lo olvidarás, ya no pienses más.
Todo se puede, se puede olvidar.
No te escaparás del río que va
como el tiempo va a ningún lugar,
Tengo que olvidar por qué matamos
a golpes de porqués la felicidad.
Ya lo olvidaré, ya lo olvidarás

Yo te ofreceré perlas de rubí,
gotas de un amor que no llueve más,
cavaré la tierra una y otra vez
y te cubriré de luces y miel,
construiré un palacio donde me amarás,
vos serás la reina y yo seré el rey.
No me olvidarás, no me olvidarás.

No me olvidarás, yo te inventaré
una pieza roja que te incluirá
y yo te hablaré de esos dos amantes
que vieron dos veces sus corazones abrazarse,
y te contaré la historia de un rey
muerto por no haber podido encontrar
la felicidad, tu felicidad.

Vivimos la ilusión de reflejar la luz
sobre el fuego eterno de un viejo volcán.
El valle se quemó bajo un cielo negro,
la desolación del último abril.
La noche llegó y algo se incendió
en la inmensidad, desapareció
Ya me olvidarás, ya me olvidarás.

Ya lo olvidaras, no voy a llorar,
ya no voy a hablar, sólo respirar,
y te miraré bailar y reír, y pedirte al fin
que me dejes ser la sombra de tu sombra,
la sombra de tu perro, la sombra de tu piel.
Ya lo olvidarás, ne me quitte pas,
ne me quitte pas.

jueves, 5 de enero de 2012

Vicente Huidobro

Vicente García-Huidobro Fernández fue poeta, creador y exponente del creacionismo (1893-1948). Es considerado uno de los mas grandes poetas chilenos junto con Pablo Neruda, Nicanor Parra y Gabriela Mistral. A los 35 años viaja a Argentina y luego a Europa, donde se radica y logra instaurar su estilo, publica numerosos libros y en revistas de vanguardia. 


CANCIÓN DEL HUEVO Y DEL INFINITO

La ciudad huye en un galope de palabras Tiene miedo a las tenazas del árbol
Y a las manos de la noche
El alma vuela con el cuerpo aferrado
El alma forrada de plumas y de cometas transparentes Cuando el pedestal de la lengua imita al mar
Y un pájaro vuela entre las orillas de la memoria Porque hay un niño que ha perdido la memoria
Un océano de niños para un niño
Una montaña de pájaros para un pájaro Un río de lágrimas para una lágrima
Un cielo de estrellas para una estrella
En cada hora del día cae un huevo diferente Caen un huevo de luz y una luz de huevo Un huevo blanco
Un huevo azul
Un huevo verde
Un huevo rojo
Un huevo alegre
Un huevo triste
Un huevo negro
Un huevo huevo
Caen uno a uno del arco iris que se sacude Del arco iris cocoricó a cada quiquiriquí
Y los huevos gritan como flores
Y lloran como flores
Cuando alguien pisa los pies de las flores Los huevos florecen
Las flores se empollaron
Al calor de las miras atentas
Un huevo se quiebra y he ahí el sol
El sol para siempre con sus calorías y sus diamantes
¿Cuál es tu luz y cuál debiera ser?
Qué hermoso paisaje
Este paisaje que tiene pelos en el pecho
Mi cabeza rueda con las ruedas de sus orejas Hasta el fondo de las edades
Ella se torna de oro en la edad de oro
De hierro en la edad de hierro
De piedra en la edad de piedra
Y la lanzan al infinito con una honda
Qué hermoso paisaje
El infinito sale de su huevo y pone otro huevo Y después otro huevo
Y más lejos otro huevo
Una procesión de huevos
Un camino de huevos Vías lácteas de huevos
Esto es hermoso como una naranja que abre sus puertas Como una mariposa que se vuelve satélite
Había un huevo de pie al borde del mar
Un huevo escuchando los rumores del mar
Un huevo que tenía adentro el mar y el rumor del mar
Y que quería volver al vientre de su arco iris
O jugar con un millón de huevos cantantes en las esferas silenciosas
Hemos visto un huevo de aire con un aire de olvido Como un ojo de aire
Como una corriente de aire en un aire corriente
Un huevo bailando sobre la tempestad
Entre los hoyos deslizantes de los naufragios Entonces todas las mejillas se pusieron pálidas Hubo un temblor de cielo
Todos los huevos se rompieron
Y todos los ojos se cerraron

MÁS ALLÁ Y MÁS ACÁ

Entre las ramas de la neblina y sus umbrales de sepulcro Entre las ramas de la noche
El collar de ojos huraños
De los búhos y los brujos de sombra ensangrentada Ellos escuchan la oscuridad
Y el bosque se llena de joyas y sortilegios
Escuchan la oscuridad que baja sus cascadas en sordina Sobre los campos y sobre el sueño orgulloso
De las raíces
El búho está sentado sobre el ensueño favorito En su sillón de silencio arrepentido
Con los ojos engastados en la noche
Cuando piensa
El búho está en el ojo del leopardo
Y el leopardo en el ojo del árbol
Y el árbol está en el ojo de la soledad
Y la soledad en el ojo de la novia
Que solloza en su manto de neblinas coronadas

miércoles, 4 de enero de 2012

Guardarraya - 1537

Esta banda nace en Quito, Ecuador, en el año 2000. Incorpora al rock pinceladas ecuatorianas que se perciben en sus instrumentos, su melodía y su lírica. En este video dos danzantes recrean lo que el compositor quiere transmitir.


1537 veces te he pedido que nunca me dejes,
cuando la mentira veas que me envuelve
con su manto cotidiano y diurno
y yo no pueda vomitar
tantas cosas
que me pretenden mentir;
burdas cosas: vayan búsquense otro gil.

Por eso yo me voa tocar,
por eso yo me voa juntar,
por eso yo me voa escapar
con un trío de locos

y estas mágicas,
electroacústicas
ganas de joder...

Y estas mágicas,
electroacústicas
ganas de joder.

1537 veces yo te he pedido que nunca me dejes,
cuando la mentira
veas que me envuelve
con su manto blanco,
diurno y cotidiano
y yo no pueda vomitar,
no pueda vomitar,
no pueda vomitar.

Y esas mágicas,
electroacústicas
ganas de joder.

Y estas mágicas,
electroacústicas
ganas de joder.

Y estas mágicas,
electroacústicas
ganas de joder.

martes, 3 de enero de 2012

Yanina Magrini




Nació en la ciudad de Río Cuarto, provincia de Córdoba, Argentina, en 1972. Recibió la Mención de Honor por Contenido del “Centro Internacional de Escritores Noveles” (2002). Fue distinguida con el 1º premio del certamen internacional “Pablo Neruda III”, con la publicación del libro de poemas “miralo bien” (C.I.E.N. 2002).

SÓLO POR HOY

Tengo menos compasión que gato hambriento.
La visión y el contacto con las bestias
o con hombres que se comen entre ellos de un bocado
es belleza de fuego.
El tocarlo todo
medirlo con vara del infierno,
desear las piernas ajenas, la boca del otro,
los muslos, el gemido, el fondo oscuro de las cosas.
Y no hablo de calmar esas bestias;
lejos de mí, tal vez,
hable del silencio como un animal que persiste en el centro de la casa,
 brutal   casi
                                           ebrio.



POÉTICA  

  Tengo un yo poeta que tiene tantos ventrículos como bromas.
Llega a casa conmigo, y con mi servidumbre, a buscar lo que no es suyo; después lo pierde, lo
fisura, lo traiciona.

      La medida de mi poesía brusca y desenfrenada
no depende del mundo que la comprenda ni del modo en que el psiquiatra estimule
mi obsesión.
No se escribe para llenar un espacio.
Se escribe para dejarlo abierto. Abusarlo. Sufrir el
encuentro con la palabra, traspasarla. Engendrar el silencio, fecundarlo y
nombrarlo poema.

Lágrimas negras - Buena Vista Club Social

Esta canción fue interpretada por el Trío Matamoros y compuesta por el cubano Miguel Matamoros en uno de sus viajes a República Dominicana, en los años 30. Los dejo con una versión de Buena Vista Club Social que le agrega unas coplas que la enriquecen.


Aunque tú me has echado en el abandono,
aunque tú has muerto todas mis ilusiones,  
en vez de maldecirte con justo encono  
en mis sueños te colmo, 
en mis sueños te colmo de bendiciones.  

Sufro la inmensa pena de tu extravío,
siento el dolor profundo de tu partida  
y lloro sin que sepas que el llanto mío  
tiene lágrimas negras,
tiene lágrimas negras como mi vida.  

Tú me quieres dejar,
yo no quiero sufrir,
contigo me voy, mi santa,
aunque me cueste morir.

Un jardinero de amor  
siembra una flor y se vá,  
otro viene y la cultiva  
¿de cuál de los dos será?  

Tú me quieres dejar,
yo no quiero sufrir,
contigo me voy, mi santa,
aunque me cueste morir.

Amada prenda querida,
no puedo vivir sin verte
porque mi fin es quererte 
y amarte toda la vida.

Tú me quieres dejar,
yo no quiero sufrir,
contigo me voy, mi santa,
aunque me cueste morir.

Yo te lo digo mi amor;
te lo repito otra vez,
contigo mi, santa,
porque contigo moriré.

Tú me quieres dejar,
yo no quiero sufrir,
contigo me voy mi santa
aunque me cueste morir.

Tú me quieres dejar,
yo no quiero sufrir,
contigo me voy, mi santa,
aunque me cueste morir.

Yo te lo digo, mi amor
que contigo me moriré
contigo me voy, mi santa,
te lo repito otra vez.

Tú me quieres dejar,
yo no quiero sufrir,
contigo me voy, mi santa
aunque me cueste morir.

lunes, 2 de enero de 2012

Alejandra Pizarnic




Flora (nombre real) fue una poetisa surrealista hija de inmigrantes judíos rusos (1936-1972). Estudió Filosofía y Letras y pintura con Juan Batlle Planas, padecía de Trastorno Límite de la personalidad o Borderline. Fue influenciada por los simbolistas franceses y los surrealistas. En su corta vida se apasionó por la literatura y por el inconsciente. Después de salir con permiso de su hospital psiquiátrico, se quitó la vida ingiriendo cincuenta pastillas de una droga que actúa como sedante del sistema nervioso central.


DEL OTRO LADO

Como un reloj de arena cae la música en la música.
Estoy triste en la noche de colmillos de lobo.
Cae la música en la música como mi voz en mis voces.


LEJANÍA

Mi ser henchido de barcos blancos.
Mi ser reventando sentires.
Toda yo bajo las reminiscencias de tus ojos.
Quiero destruir la picazón de tus pestañas.
Quiero rehuir la inquietud de tus labios.
Porqué tu visión fantasmagórica redondea los cálices de estas horas?

SOMBRAS DE LOS DÍAS A VENIR 

a Ivonne A. Bordelois 

Mañana 
me vestirán con cenizas al alba, 
me llenarán la boca de flores, 
Aprenderé a dormir 
en la memoria de un muro, 
en la respiración
de un animal que sueña.