jueves, 8 de diciembre de 2011

Gottfried Benn


Es reconocido como el poeta del siglo XX más importante de su país (1886-1956). Además, incursionó en ensayo, relato y narración. Rompe los esquemas literarios vigentes al combinar temáticas funestas y grotescas -aprovechando sus estudios de medicina y práctica en el ejército alemán- con expresiones tradicionales demostrando su vacío semántico. Admirador de la filosofía nietzscheana e influenciado por otras ideas lo llevaron a acercarse al nazismo. El poemario Morgue vendió 500 ejemplares en una semana, luego, las próximas publicaciones fueron prohibidas y confiscadas. Estuvo en gran parte censurado y criticado por el régimen hasta después de la Segunda Guerra Mundial.

SHÖNE JUGEND

Der Mund eines Mädchens, das lange im Schilf gelegen hatte,
sah so angeknabbert aus.
Als man die Brust aufbrach, war die Speiseröhre so löcherig.
Schließlich in einer Laube unter dem Zwerchfell
fand man ein Nest von jungen Ratten.
Ein kleines Schwesterchen lag tot.
Die andern lebten von Leber und Niere,
tranken das kalte Blut und hatten
hier eine schöne Jugend verlebt.
Und schön und schnell kam auch ihr Tod:
Man warf sie allesamt ins Wasser.
Ach, wie die kleinen Schnauzen quietschten!


HERMOSA JUVENTUD

La boca de una niña que había estado mucho tiempo entre los juncos
parecía tan carcomida.
Cuando le quebraron el pecho, el esófago estaba tan agujereado.
Por fin, en una pérgola bajo el diafragma
hallaron un nido de pequeñas ratas.
Una hermanita yacía muerta.
Las otras se alimentaban del hígado y del riñón,
bebían la sangre fría y pasaron aquí
una hermosa juventud.
Y hermosa y rápida las sorprendió la muerte:
a todas las lanzaron al agua.
¡Ay, cómo chillaban los pequeños hocicos!

*

KREISLAUF

Der einsame Backzahn einer Dirne,
die unbekannt verstorben war,
trag eine Goldplombe.
Die übrigen waren wie auf stille Verabredung
ausgegangen.
Den schlug der Leichendiener sich heraus,
versetzte ihn und ging für tanzen.
Denn, sagte er,
nur Erde solle zur Erde werden.


CIRCULACIÓN

La solitaria muela de una puta
una muerta sin nombre
llevaba una corona de oro.
Las demás se habían desprendido
como por un secreto acuerdo.
Ésta la extrajo el sepulturero para sí.
Porque, decía,
sólo la tierra debe volver a la tierra.

1 comentario:

  1. son unas letras terroríficas, aún cuando pudieran ser reales
    saludos

    ResponderEliminar